Motorclan


PUBLICIDAD

La tecnología de A123 Systems

Escrito por el 22/10/2012 en Curiosidades

A la hora de sacar al mercado una tecnología de baterías, se debe tener en cuenta que habrá que competir con fabricantes de baterías ya conocidos y establecidos sólidamente en el mercado y que para hacer que los eléctricos la comiencen a utilizar de forma asidua serán necesarios avances considerables. Esto lo saben bien los fabricantes de la tecnología de A123 Systems.

El fabricante de estas baterías de ión-litio, declarado en bancarrota en los últimos días, sacó al mercado una tecnología que no aventajaba en mucho a las tecnologías ya existentes, con la desventajas de que las que ya están en el mercado ya son conocidas y son ya muy utilizadas por los usuarios, que no se molestarán en probar otra nueva si saben que las mejoras no son prácticamente notables.

Esta tecnología que terminó por fracasar, estaba basada en polvo de electrodos a nanoescala, y a pesar de su fracaso en el año 2006 era más segura y mucho más potente que las demás tecnologías. Sin embargo, esto hizo que la competencia se pusiese a trabajar en ello duramente, que aunque no lograron igualar el rendimiento de ésta, cubrían todas las necesidades de los fabricantes de vehículos. Lo que llevó a A123 a perder el contrato para el Chevrolet Volt, que había sido el primer cliente al que le había interesado A123, ya que éste firmó con LG Chem, que hacía uso de materiales de electrodos más convencionales a la vez que usaba un novedoso material para separar los electrodos, mejorando así la seguridad de las baterías.

A pesar de este fracaso, firmó diferentes contratos con los fabricantes de automóviles más relevantes, sin embargo los pedidos no eran suficientemente grandes como para mantener las plantas de producción a pleno rendimiento. Y los contratos más importantes (Nissan Leaf, el nuevo Focus eléctrico y el híbrido enchufable Prius de Toyota se fueron a fabricantes más reconocidos).

Y es que además tecnología de A123 aunque verdaderamente supuso una mejora en el mundo de las baterías eran considerablemente caras, (suponiendo 11.500 euros del coste final de un coche, aproximadamente).

A este respecto hemos de decir que las baterías han experimentado un descenso en precio, en una media de entre 750-384 euros por kilovatio-hora.

 Fuente| http://www.technologyreview.es

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Comentarios

Deja un comentario

Connect with Facebook