Motorclan


PUBLICIDAD

El Enfield 8000

Escrito por el 30/12/2013 en Curiosidades

 Enfield_8000

Hace unos 40 años, en la Isla de Wight (Reino Unido), se llevó a cabo la producción de unos 100 vehículos eléctricos, que además contaban con un diseño muy adelantado a su tiempo.

Uno de estos vehículos, bautizado como el Enfield 8000, fue un prototipo de coche eléctrico surgido a partir de un concurso organizado por el Consejo de Electricidad del Reino Unido en 1966. No sólo participó, si no que Enfield Automotive se alzó con un galardón, derrotando así a rivales de la talla de Ford. Posteriormente, fabricó más de 100 unidades en la fábrica en la Isla de Wight.

El Enfield 8000, es un vehículo eléctrico que puede alcanzar una velocidad máxima de 77 kilómetros por hora y recorrer, con una sola carga, hasta 90 kilómetros, gracias a ocho baterías monobloque de 6V y al cargador que lleva a bordo.

El vehículo podría conectarse a la red doméstica a través de una toma de corriente en la parte posterior y estaba dirigido a usuarios urbanos que recorriesen pocos kilómetros diariamente.

Respecto a su diseño, giraba en torno a un chasis de tubo de sección transversal cuadrada de acero que contaba a su vez con paneles de aluminio ligero.

Uno de los compradores de este eléctrico,  fue el presentador británico Peter Curran, que a demás lo ha restaurado. Él no duda en afirmar que:

En principio era fundamentalmente lo mismo que un coche eléctrico moderno.

Era pequeño, cuadrado y achaparrado, pero de alguna manera futurista con un hermoso parabrisas curvado. Tenía un descaro travieso y vino en una variedad de colores: rojo, naranja y azul Para el observador casual, parecía un poco como una lentejuela de tamaño gigante.

En su momento, el coche fue valorado positivamente por la prensa del motor, gracias a su impresionante aceleración,  de 0 a 45 kilómetros por hora en 12,5 segundos.

No sólo eso, si no que pasó las pruebas de choque del Departamento de Transporte y en un túnel de viento tenía un coeficiente de resistencia aerodinámica mejor que el de un Porsche.

La primera vez que el público pudo ver al Enfield 8000, fue en noviembre de 1969,  cuando con el motor apagado apareció en el primer simposio internacional de la historia de los vehículos eléctricos, celebrado en Phoenix, Arizona, donde incluso llamó la atención de Ronald Reagan. Tanto es así, que Reagan se ofreció a encontrar lugar para montar una fábrica en California e incluso ofreció coches a todos los que comprasen una vivienda en la isla de Santa Catalina, frente a la costa de California, donde el uso de los vehículos de gasolina era, y sigue siendo, muy restringido.

Sin embargo, el dueño de Enfield Automotive, John Goulandris, rechazó la oferta de Reagan prefiriendo optar por continuar la producción en Cowes, en la Isla de Wight.

El Enfield 8000, puede considerarse, y es, el progenitor de los vehículos eléctricos actuales, ya que demostró que un pequeño coche urbano alimentado por baterías recargables era una posibilidad real.

Finalmente, el Enfield 8000 fue utilizado como vehículo de promoción por las juntas de compañías eléctricas y la mayoría fueron desechados en la década de los años 80, aunque aún se conservan algunas unidades en museos y coleccionistas.

Fuente| http://www.motoryracing.com

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Comentarios

Deja un comentario

Connect with Facebook