Motorclan


PUBLICIDAD

Novedad en el mundo de las baterías de eléctricos: Baterías líquidas

Escrito por el 20/03/2014 en Curiosidades

bateria

En numerosas ocasiones he hablado en esta página de los diferentes tipos de baterías para los vehículos eléctricos. En esta ocasión lo hago para hablar sobre las nuevas baterías en las que se está trabajando actualmente, encontrándose en este momento en fase de desarrollo que, prometen revolucionar el mundo de los coches eléctricos gracias a su diferente sistema de almacenamiento de la energía.

Son unas baterías que revolucionarán el sector con su salida al mercado, puesto que mejoran notablemente los dos puntos conflictivos de este tipo de conducción: ofrecen una mayor autonomía (unos 900 kilómetros nada más y nada menos), así como un tiempo de recarga notablemente inferior.

A esto se une, que este año el fabricante Tesla traerá a nuestro país  supercargadores de coches eléctricos.

Recientemente, el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), ha publicado un reportaje en su revista científica Technology Review, sobre el funcionamiento de estas baterías .

En él, cuentan que están siendo desarrolladas en el Instituto Tecnológico de Illinois, por un equipo de investigadores del Laboratorio Nacional Argonne , y que su funcionamiento consiste en almacenar la energía, en una especie de “combustible recargable”, un conjunto de electrodos en estado líquido.

Poniendo en contacto los dos líquidos que actúan como electrolitos (polo negativo y positivo) a través de una membrana que sirve para que no se mezclen, pero que a su vez permite el intercambio de iones entre un líquido y otro.

Se trata de un tipo de generador eléctrico que funcionará cuando exista un flujo de los vectores energéticos.

Además, que ambos líquidos se almacenen por separado evita los riesgos de cortocircuito y sobrecalentamiento que pueden terminar en incendio, en el caso de los demás baterías.

Por otro lado, la autonomía varia con el tamaño de los depósitos, y la batería no estará sometida a un ciclo de recargas limitado como sucede con el resto de baterías.

La batería puede recargarse de dos formas:

  1. como unidad convencional
  2. sustituyendo el líquido como si fuese gasolina común (lo que reduce el tiempo de recarga, puesto que en vez de esperar a que se cargue la batería eléctrica, en este caso la recarga dura el tiempo que tardemos en reponer el líquido, es decir, unos minutos. Tanto como echar gasolina).

De lo que no han hablado todavía, es de cual será su coste, aunque matizan que estos automóviles serían más baratos.

Por si todas estas ventajas os parecen pocas, la Agencia de Proyectos Avanzados de Investigación en Energía, ARPA-E, que es quien está financiando la investigación (unos 2,5 millones de euros), afirma que estas baterías son además más seguras, puesto que  “los materiales de los electrodos positivos y negativos se almacenan por separado y no en la misma celda como en las baterías actuales, impidiendo posibles cortocircuitos y sobrecalentamientos que pueden llevar a incendios en coches eléctricos“.

Sin embargo, por ahora estas baterías son complejas de desarrollar y, de momento, tienen una densidad energética muy baja, es decir, proporcionan una corriente mínima en comparación con el peso y el volumen que ocupan.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Comentarios

Deja un comentario

Connect with Facebook